En tu fiesta me colé

07 junio 2011

Siempre guapos. Siempre impecables. Blusa Lemoniez y colgante con inicial de Marta Salinas, shorts de Pinko, bolso de Valentino, bailarinas It Shoes y gafas DsQuared2. Polo de Purificación García, pantalones de Boss Orange, zapatillas Sperry Bahama en tonos náuticos, cinturón de Gucci, gafas de Carrera y reloj de Bell & Ross. Pitillos de Blanco, camiseta básica XL de Mango, bolso de Fun and Basic de temporada y bailarinas de Cendra Basic. Cada uno en su estilo, pero siempre a la última. Flamantes en los escaparates. O desnudos en los desvanes. Y lo mejor: en sus fiestas, si no bailas, no haces el ridículo.

7 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Y no es bueno hacer el ridículo.

Leandro dijo...

Nunca. Y mira que no terminamos de aprenderlo

Anónimo dijo...

Qué tiempos aquellos ...

Leandro dijo...

No lo sé. A aquellos tiempos también llegué tarde

Nacho dijo...

Golpes Bajos..., como decía el anónimo, qué tiempos aquellos; y no significa que los eche de menos, pero es que parece que fue ayer, A Santa Compaña, Cena recalentada, Malos tiempos para la lírica..., canciones inolvidables de un grupo con un sonido inconfundible, que a veces provocan un flash back... ¡qué tiempos!

Amor dijo...

La verdad es que hay algunas que dan ganas de matarlas, qué bien llevan la ropa, por dios, y en una fiesta nunca dirían tonterías.

Leandro dijo...

Sí Nacho, qué tiempos. Pero no existen tiempos mejores, si no existen tiempos, canta Calamaro.

A esos dan ganas de matarlos, sí. Y sin embargo, los que generamos claros a nuestro alrededor en las fiestas no despertamos afecto alguno. ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?

Diario

Diario de un escritor aficionado y perezoso

Banda Sonora

La pequeña historia musical de este Blog

Archivo

Seguidos

Seguidores

¿Alguna pregunta?

 
Vivir del cuento © 2008 Foto y textos, Leandro Llamas Pérez - Plantilla por Templates para Você