Dos historias

19 abril 2009

Para los que no somos demasiado listos, ni demasiado agudos, ni tenemos una especial sensibilidad para captar la naturaleza humana y sus peculiaridades. Para los que no sabemos leer del todo bien. Para los que tenemos ciertos defectos de atención. Para nosotros, El jardinero es un cuento que merece la pena leer dos veces. Porque la segunda vez, a la luz del final, las cosas no son lo que parecían la primera. Es casi como estar leyendo una historia diferente.

5 comentarios:

Clares dijo...

Pues hala, si tú lo dices, me lo leo y a lo mejor me convenzo a mí misma. Tengo aún un relato tuyo sin leer, que lo tengo en el Escritorio para imprimir. Leeré las dos cosas de una vez y te cuento.

Leandro dijo...

Leer las dos cosas de una vez... eso sí que son dos historias, en sentido literal. Qué envidia me dais las mujeres y vuestra eficacia

Anónimo dijo...

Lo que peor que puede ocurrirle a un padre es perder a un hijo.
Lo peor que hay en este mundo es la guerra.
Lo peor que tiene la sociedad es la hipocresía.
Lo peor que puede pasarle a una persona es que tenga miedo a la verdad.
Lo mejor de este mundo son los niños.
El cuento es genial, agudísimo, muy incisivo. La visión de una época y de una sociedad, de un hombre mayor, herido por la pérdida.
A mi me ha tocado leerlo dos veces, no tengo una mente privilegiada; pero ha sido un placer.

Leandro dijo...

Muy cierto. Todo. En realidad, creo que tener que leerlo dos veces es una suerte. Yo lo he leído tres

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Lo he copiado, lo leeré dos veces y ya te contaré.
Un saludo

Diario

Diario de un escritor aficionado y perezoso

Banda Sonora

La pequeña historia musical de este Blog

Archivo

Seguidos

Seguidores

¿Alguna pregunta?

 
Vivir del cuento © 2008 Foto y textos, Leandro Llamas Pérez - Plantilla por Templates para Você