Partiendo piedras en la prisión

07 julio 2009

No hay derecho, dicen algunos. Vaya si lo hay, ya lo creo que hay. De más. Ahí están, las fundamentales, las orgánicas y las ordinarias. La natural y la positiva. La de enjuiciamiento civil y la de enjuiciamiento criminal. La de contratos del sector público. La de presupuestos y la de medidas de acompañamiento. La de memoria histórica. La mosaica y la coránica. Y la de Dios. La de vida. La de la calle. La del silencio. La del deseo. La del más fuerte. La de la selva. La de Murphy. La del Talión. La del embudo. La de la botella. Y todas las demás. Demasiadas. Más que harto me tienen. Se puede estar dentro, fuera, al filo o al margen. O directamente en contra, aunque seas de poco luchar.


4 comentarios:

supersalvajuan dijo...

No existe la ley. Existe un tipo que interpreta "esa ley"

Leandro dijo...

Te digo yo que sí. Toneladas de papel. Existe la ley y existe el tipo que la interpreta. Los dos

Oneflo dijo...

Y luego está el que sabe que existe, pero le pasan por el forro. Ese es el bueno.

Leandro dijo...

También es una forma de interpretarla, aunque no tan fácil como parece

Diario

Diario de un escritor aficionado y perezoso

Banda Sonora

La pequeña historia musical de este Blog

Archivo

Seguidos

Seguidores

¿Alguna pregunta?

 
Vivir del cuento © 2008 Foto y textos, Leandro Llamas Pérez - Plantilla por Templates para Você