El traje invisible del emperador

16 agosto 2009

El mejor futbolista de la liga inglesa. El mejor de la liga italiana. El mejor de la liga francesa. Y unos cuantos más. Y caros. Doscientos no sé cuántos millones de euros. Más los que ya teníamos en la despensa. Los expertos y comentaristas, bla, bla, bla, y gran movilidad en los hombres de arriba, bla, bla, bla, y continuo intercambio de posiciones, bla, bla, bla, y gran juego de fulano sin balón, y qué gran zancada la de éste, y qué arrancada la de aquél, y qué jerarquía la del otro, bla, bla, bla, y el nuevo entrenador que quiere presión arriba y la defensa mucho más adelantada que en temporadas anteriores. Como todos los años a estas alturas, vamos. Y el contrario que siempre lleva la preparación mucho más avanzada. Y que ni saudí, ni ecuatoriano, ni canadiense, ni estadounidense, ni de segunda división, que ya no hay enemigo pequeño. Y la mitad de las veces acaba marcando el de siempre, que siempre acaba metido en el equipo titular. Aunque sea con calzador. Nueve temporadas, una docena de entrenadores y seguimos jugando a lo mismo. Para que luego digan que no tenemos un estilo definido. Y después de seis partidos, mi hijo: papá, la verdad es que el equipo me gusta mucho más cuando no lo veo jugar. Pues eso.

2 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Y eso que no está Clemente ni Capello en el banquillo. Faltan laterales de verdad. Tanto tirar el dinero, y se olvidaron hace un par de años de fichar a Alves; Benzema, de tropiezo en tropiezo; Cristiano, con tanta bici debería ir a la Vuelta a España. Y todo lo demás.

Leandro dijo...

¿Y qué más da quién esté en el banquillo? Nuestro peculiar estilo resiste, ahora y siempre, al invasor. En fin, como estamos en agosto, agarrémonos a la falta de acoplamiento, al margen de mejora y al los títulos se ganan al final como genuinos clavos ardiendo.

Diario

Diario de un escritor aficionado y perezoso

Banda Sonora

La pequeña historia musical de este Blog

Archivo

Seguidos

Seguidores

¿Alguna pregunta?

 
Vivir del cuento © 2008 Foto y textos, Leandro Llamas Pérez - Plantilla por Templates para Você