¿Y qué?

02 septiembre 2009

Puedes jurar y maldecir. Puedes volverte loco. O silbar. Olvidarte de tus pecados y hacer una reverencia al caer el telón. Disfruta, es tu última oportunidad. Al fin y al cabo, ¿qué es lo peor que puede pasar? ¿Que te crucifiquen?

11 comentarios:

Anónimo dijo...

O peor. Se puede estar muerto en vida. Es cierto, hay que disfutar, pero con derecho a pataleo.

Leandro dijo...

Ese es un derecho inalienable, desde luego

Clares dijo...

Sólo tenemos eso, es cierto. ¿Recuerdas ese tipo al que iban a lapidar en La vida de Brian por blasfemo? Pues eso. Pero tampoco hay que echar el carro por el pedregal. Digo yo, si no he entendido mal.

Clares dijo...

Por cierto, que no es peor estar muerto en vida, si es en sentido figurado, quiero decir. Lo peor es estar muerto muerto, de verdad. O no. Quizás sea toda la vida que uno se pasa pensando con escalofríos que se tiene que morir. Lento aprendizaje de la muerte, eso decía Séneca que era la vida.

Leandro dijo...

Al que iban a lapidar y, efectivamente, lapidan. De ahí viene la música, por cierto; del final, uno de los mejores que recuerdo

supersalvajuan dijo...

¿Olvidar los pecados? Eso es imposible, ¿no?

jordim dijo...

lo peor es estar muerto como la mayoría de gente parece estarlo..

Leandro dijo...

La inmensa mayoría de la gente está muerta, dicen los libros de historia. Vivos apenas quedamos seis mil millones, según los libros de geografía humana y económica. Y en un terreno intermedio difícil de precisar hay una cantidad indeterminada de sujetos, tal como acreditan los cuentos, las novelas y otros ejercicios narrativos. Pero nadie que esté verdaderamente muerto, muerto con dos cojones, como debe ser, puede olvidar sus pecados.

Anónimo dijo...

¿Pecados? ¿qué pecados?

Anónimo dijo...

Claro, ¿como va a olvidar?,está muerto, con dos cojones o sin.

Leandro dijo...

Desde luego, a un muerto lo que le sobra es tiempo para recordar. Pecados o no, lo que sea

Diario

Diario de un escritor aficionado y perezoso

Banda Sonora

La pequeña historia musical de este Blog

Archivo

Seguidos

Seguidores

¿Alguna pregunta?

 
Vivir del cuento © 2008 Foto y textos, Leandro Llamas Pérez - Plantilla por Templates para Você