Carretera y manta

15 octubre 2008

Si en 1979 el viejo Van fue desde el oscuro final de la calle al lado soleado de la carretera, casi diez años después los chicos de Danza Invisible estuvieron a punto de hacer el trayecto inverso. Y es que hay que tener valor para atreverse con según qué cosas, sobre todo cuando no hay necesidad alguna. Pero, como todo el mundo sabe (y practica a diario), el mundo es de los valientes. Así que la jugada no les salió del todo mal. No se estrellaron. Sólo se quedaron parados a este lado de la carretera.

1 comentarios:

supersalvajuan dijo...

De tito Van, me quedo con su Everyone, aquella que sonaba en el entierro de Gene Hackman en "Una familia de genios". Espectacular el León de Belfast, Belfast.

Diario

Diario de un escritor aficionado y perezoso

Banda Sonora

La pequeña historia musical de este Blog

Archivo

Seguidos

Seguidores

¿Alguna pregunta?

 
Vivir del cuento © 2008 Foto y textos, Leandro Llamas Pérez - Plantilla por Templates para Você