Un pez llamado Kafka

12 diciembre 2008

Varias noches atrás, metido en una grave encrucijada (ni tenía ganas de hacer lo que debo, ni sabía cómo hacer lo que quiero), me dejé llevar por la oferta televisiva con la intención de poner la maquinaria en punto muerto. Imposible. Una vez más se cruzó en mi camino ese bombazo que mezcla sabiamente americanos, violencia, sexo, una historia de amor y peces. Supongo que sabéis a qué me refiero. El caso es que no pude evitar darle un nuevo repaso. Y luego llegó ese momento crucial de la historia en el que Ken, el tartaja del copón (hola, pe-pe-pe-pececillos de Ke-Ke-Ke-Ken), intenta explicarle a Archie dónde están escondidos los diamantes. El sentido de Ka. Y ahí había una señal, qué duda cabe. El sentido de Ka, Ken, Kevin Kline. K. Simplemente, K. Y estaba también, por supuesto, esa descabellada a la par que lúcida alocución de John Cleese, que lo convierte en el candidato perfecto para presentar un informe en una academia. ¿O no?

4 comentarios:

Joanmaga dijo...

Buf!!! prefiero quedarme con el tema Monty Python y no emparallonarme con las "K" porque llego a KKK y me pongo nervioso. Lo dicho me quedo con los Python Por cierto, genial el speech de John Cleese presentando la peli (no lo había visto)

Clares dijo...

Hola, Leandro, me he descargado el cuento completo, pero aún no he tenido tiempo de leerlo. Te dejo mi parecer en cuanto pueda, ya sabes que siempre me gusta leer tus cuentos. Saludos

Clares dijo...

Ahora me doy cuenta de que el relato es de verdad el Informe para una academia del mismísimo Kafka... Es que iba con una prisa y una locura, que pensé que era una recreación tuya, Bueno, pues ya lo tengo en el pc, gracias a ti, y lo releeré. En una ocasión lo vi como monólogo teatral muy bien representado, no recuerdo ahora por quién.

Tresmasqueperros dijo...

Me jodió lo de Michael Palin tartaja.

Diario

Diario de un escritor aficionado y perezoso

Banda Sonora

La pequeña historia musical de este Blog

Archivo

Seguidos

Seguidores

¿Alguna pregunta?

 
Vivir del cuento © 2008 Foto y textos, Leandro Llamas Pérez - Plantilla por Templates para Você