Versiones libres, veleros libres

04 septiembre 2008

Tras un breve paréntesis, rescatamos del dique seco el juego de las versiones y zarpamos a bordo de ésta tan… inesperada, imprevisible, son términos que podrían definirla bien. Almudena, Elena y Toya sostienen, y parece que no sin fundamento, que pronunciar el nombre del creador e intérprete de la pieza original trae mala suerte (lagarto, lagarto), así que para qué tentarla. Lo obviamos. Y con él, a su añeja y entrañable cancioncilla. Además, entiendo, dicho sea sin ánimo de molestar, que el público mayoritario de este minoritario blog estará en condiciones de recordarla, aunque no sé si de reconocerla. Cosas de la edad. Los que aquí cantan son Dwomo, y el descubrimiento de esta joya se lo debo a Javier, aplicado coleccionista de versiones bizarras. A cada uno lo suyo.


0 comentarios:

Diario

Diario de un escritor aficionado y perezoso

Banda Sonora

La pequeña historia musical de este Blog

Archivo

Seguidos

Seguidores

¿Alguna pregunta?

 
Vivir del cuento © 2008 Foto y textos, Leandro Llamas Pérez - Plantilla por Templates para Você