He dicho que no

07 marzo 2010

Como el narrador, él también era uno de esos abogados sin ambición que nunca se dirigen a un jurado o solicitan de algún modo el aplauso público. Y como el narrador, también tuvo ocasión de conocer a Bartleby y aprender el más preciso y demoledor uso de la palabra preferir. Otra cosa es que lo haya practicado tanto como hubiera sido deseable. Una de las cosas que se pueden lamentar en esta vida, es que la figura de Bartleby no aparezca un día en tu puerta, pálidamente pulcra, lamentablemente decente, incurablemente desolada. Si aparece, no dejéis escapar la oportunidad

8 comentarios:

Rubén dijo...

Preferiría no hacerlo

Leandro dijo...

Y de hecho, no lo hago. He ahí el valor añadido. Y nunca mejor dicho lo de valor

Nacho dijo...

Me identifico plenamente con la capacidad de mando del compañero letrado, que me llevan a veces a llevar la carta al correo y sacar mis fotocopias, porque siempre veo a mis empleados muy ocupados pero no espero no encontrarme con Bartleby porque - y esto es real - se de buena tinta que, bajo otro nombre, está desde hace tres años en el despacho de un compañero de Cartagena, y no tiene por lo que parece ninguna intención de irse.

Dicho eso, y si ánimo de halagar ninguna vanidad por aquello de no perjudicar, me ha gustado y enganchado hasta el final, que me ha sorprendido.

Leandro dijo...

Y sin embargo, ya te has encontrado con él. Desde ayer, será inevitable que, de vez en cuando, de forma recurrente, prefieras no hacer alguna cosa. Y puede que incluso llegue el día en que, de hecho, no la hagas

Sensei Katorga dijo...

Conocí a aquel escribiente, mucho después, encontré a un pequeño hombre pegado a un Capote.

Leandro dijo...

¿Uno que luego tuvo un Show? O eso, o me he vuelto a perder

Sensei Katorga dijo...

Lo del capote es por un pequeño cuento de Gogol en el que se podría ver el germen del Bartleby :"El capote" Saludos.

Leandro dijo...

Cierto. Lo he leído un par de veces, pero nunca los había relacionado. Y ahora, ni siquiera había caído. Habrá que volver a intentarlo

Diario

Diario de un escritor aficionado y perezoso

Banda Sonora

La pequeña historia musical de este Blog

Archivo

Seguidos

Seguidores

¿Alguna pregunta?

 
Vivir del cuento © 2008 Foto y textos, Leandro Llamas Pérez - Plantilla por Templates para Você