Mala comida y raciones pequeñas

12 septiembre 2010

¿Quién conoce de verdad el sentido de la vida? Aparte de ellos, claro. O de él. La mayoría de nosotros, sin embargo, no termina de aclararse con este asunto. O no del todo. Demasiadas preguntas. ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos? ¿Existe Dios? Puede que ésta sea la pregunta clave. Yo creo que sí, pero… ¿cómo saberlo? ¿Cómo estar absolutamente seguro? Y sobre todo, ¿cómo encontrarlo? Puedes valerte de la teología. También puedes recurrir a la oración. O confiar en la fe. Y si nada de eso funciona, puedes contratar un buen detective. Más que nada, para acabar de una vez por todas con las dudas.

13 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Todo es mentira.

Leandro dijo...

¿Dónde he leído yo eso antes?

Sensei Katorga dijo...

¿Y si Dios no ha leído alguna de sus sagrados libros, se hará las mismas preguntas? Todo es ficción.

Leandro dijo...

Tal vez no haya leído alguno de esos libros sagrados, pero seguro que sí ha leído ese fantástico cuento del gran Woody. Imprescindible

Rubén dijo...

El hombre es el único animal que se pregunta cosas. De ahí su grandeza. De ahí su infelicidad radical.

Leandro dijo...

En realidad, lo único que nos falta es encontrar al animal que las contesta. Y confiar en que no sea demasiado animal, claro

Amor dijo...

Qué chispa tiene el jodío.

Pero es que tú con las contestaciones estas, no te cuento. Te robo lo de los animales, lo pienso usar por ahi.

eljavito dijo...

No sé si existe o no, pero si es el encargado del reparto de talento, alguien debería comprarle una báscula nueva... snif, snif

Leandro dijo...

Sí que tiene chispa, sí; más te valdría robarle a él, creo yo. Ya sabes: se roba a los ricos. Porque a lo mejor es verdad que el talento está mal repartido. Pero quizá no; quizá el talento está donde tiene que estar, y lo que está mal repartido son las aspiraciones. O el ego. Vaya usted a saber

Amor dijo...

A veces eres tan lapidario.

Leandro dijo...

Ojo con el término lapidario, que en los tiempos que corren puede haber quien lo interprete mal. De todas formas, mi anterior comentario hablaba de mí mismo. Espero que nadie se haya dado por aludido; vosotros tenéis talento de sobra y cualquier aspiración que tengáis al respecto está perfectamente legitimada y justificada

margarita dijo...

Madre mía, la batalla de las flores. Yo me voy antes de que me lancen.

Leandro dijo...

Bueno, a cualquiera le vienen bien unas flores de vez en cuando. Salvo que seas alérgico, claro

Diario

Diario de un escritor aficionado y perezoso

Banda Sonora

La pequeña historia musical de este Blog

Archivo

Seguidos

Seguidores

¿Alguna pregunta?

 
Vivir del cuento © 2008 Foto y textos, Leandro Llamas Pérez - Plantilla por Templates para Você