La forma en que miras a ese tipo

16 noviembre 2009

Voy a defenderme. A defenderme de los ataques que no me han hecho, de los que creo que me harían si les escuchase, y sobre todo, de los que yo mismo me hago con cierta frecuencia. A justificarme, vamos. Voy a justificarme, a defender mi faceta de perdedor de tiempo patológico, de procrastinador compulsivo. Y en una de sus versiones más actuales: la de lector de blogs. Dice Enrique Vila-Matas que los blogs le aportan información, diálogo, vitalidad… y el siempre necesario caos. Y nunca viene mal un poco de caos en estas vidas nuestras tan ordenadas. Un poco de desorden en este proceso de aprendizaje que tanto dura. Porque hay cosas que uno no sabe que existen, pero existen. Hay cosas que uno no sabe dónde buscar, incluso que no quiere buscar, pero las encuentra. Y hay cosas que le encuentran a uno. Ideas geniales para guiones de nuevas series de televisión o proyectos de realitys televisivos quizá no tan disparatados como queremos pensar. El mapa mundial de blogueros amenazados, detenidos o asesinados. Las tribulaciones de un padre agnóstico ante la Primera Comunión de su hijo. Una berlanguiana secta satánica, paella y pasodoble incluidos. Enérgicas protestas para hacer frente a gravísimos problemas cuya existencia me había pasado desapercibida hasta ahora. Eruditas, entretenidas y, esto lo doy por descontado, absolutamente incomprensibles disertaciones sobre el arte contemporáneo y algunas de sus manifestaciones más significativas. Magníficas reseñas de libros que nunca he leído y que cualquiera sabe si algún día leeré. Cuentos, muchos y buenos cuentos: clásicos, introspectivos, metaliterarios, balcánicos y los que cabalgan de Philip K. Dick a Charles Bukowski. Un paisano, quizá un vecino, que escribe una novela; qué digo una novela, una pistola, una bomba a punto de estallar. Nick Hornby. Por supuesto, Nick Hornby. Música, mucha música. Y esta canción. Esta canción, por sí sola, me justifica.

That guy by Leandro on Grooveshark

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Un poco de caos en una vida ordenada. ¿Quién tiene una vida ordenada?,?quién la quiere?

Leandro dijo...

No sé. Tal vez haya que hacer una encuesta

Anónimo dijo...

Pues empezamos: Yo no la tengo, desde luego y tú, no sé. Ordenado eres, desde luego, pero no es lo mismo.

Anónimo dijo...

La canción está muy bien.

Leandro dijo...

Bueno, pues de eso se trata. De la canción y de que esté bien, muy bien o de que sea extraordinaria, que es lo que creo yo

Clares dijo...

la canción es muy bonita, la verdad. graias por ponerla. El caos también, pero a mí me agobia, porque soy caótica. Esto es lo que hay, quien es caótico adora el orden y los ordenados se perecen por el desorden. En este mundo de desdicha... termina el pareado tú mismo. Yo de vez en cuando digo que tengo que poner orden en mi vida y lo que suelo hacer es liarlo todo más. Tú, a la vista de tu blog, pareces una persona metódica y ordenada. De vez en cuando trata de reliar un poco, que siempre es divertido.

Leandro dijo...

Eso es justo lo que me faltaba. Y además, qué coño, si es que no puedo

Anónimo dijo...

No puedes, no quieres, no sabes.

Leandro dijo...

Pues eso

supersalvajuan dijo...

Y la estrella del video. Que mujer!!!

Leandro dijo...

Lo sabía. Sabía que alguien saldría por ahí, y estaba casi seguro de que ibas a ser tú. Pero no te falta razón

Amor dijo...

No hay que defenderse de nada, además aquí te vas a justificar, precisamente, ante los que no te pediran nunca explicaciones.

Vila-Matas es taaan grande!

Leandro dijo...

Es que si me justifico delante de los otros me van a atizar más todavía, y estoy muy sensible

Amor dijo...

A ti te gusta mucho exagerar, no?

Leandro dijo...

Bueno... no es que me guste especialmente. Me sale un poco sin querer. Eso, y lo de ser pedante

Amor dijo...

Quien ha dicho nada de pedante?

Leandro dijo...

Algunas personas que me quieren bien y ya me han dado algún aviso para que me vaya cortando, siempre en beneficio de mi imagen pública (pública... qué cosas). Pero esa es otra historia

Anónimo dijo...

Pelín pedante y bastante exageradillo, además de quejica.
Lo digo con todo el cariño del mundo. Tú lo sabes bien, Leandro ordenado.

Leandro dijo...

Exagerado, pedante... ya vamos por quejica. Si alguien quiere sumarse al carro, es gratis

Rubén dijo...

Y buen estilista (con perdón)

Leandro dijo...

O tricólogo. Sin perdón, lo tomo por el lado bueno. Vamos, por el mejor que pueda tener

Diario

Diario de un escritor aficionado y perezoso

Banda Sonora

La pequeña historia musical de este Blog

Archivo

Seguidos

Seguidores

¿Alguna pregunta?

 
Vivir del cuento © 2008 Foto y textos, Leandro Llamas Pérez - Plantilla por Templates para Você