Sin palabras

16 marzo 2010

Un clásico. O un lugar común. En 1988, en 1995 o en 1999. Porque siempre es igual: cuando no digo nada en absoluto, es que estoy callado. Callado. En silencio. ¿En qué estoy pensando? En nada. Estoy en mi caja de la nada. Insisto: en mi caja de la nada. Nada tengo que decir.

19 comentarios:

Joanmaga dijo...

Y parece que sólo los hombres sabemos/podemos estar en esa Caja.

Rubén dijo...

Fray Luis de León o san Juan de la Cruz también se ensimismaban. Me encanta esa palabra "ensimismarse". Me parece una de las más hermosas, profundas y necesarias del idioma.

Joanmaga dijo...

Y qué agustito se está en ella.

Leandro dijo...

Yo aún diría más: enmimismarme. Yo, mí, me, conmigo. Y sí que es verdad, a veces se está muy a gusto ahí dentro

Margarita dijo...

Siento aguaros la fiesta, pero esa capacidad TAMBIEN la tenemos las mujeres.

Leandro dijo...

A mí no me aguas ninguna fiesta. Díselo al de antes

Nacho dijo...

Fray Luis de León y San Juan de la Cruz lo que hacían era orar, lo que implica una relación que no existe en el "ensimimismarse", ni tan siquiera en el "ensimismarse"; y, sí, a veces se está muy a gustito, porque sirve para poner un poco de orden en el disco duro..., había una función en window para eso ¿no?, ya no lo recuerdo.
Pero la "caja de la nada" es otra cosa, y ahí no digo que no, pero no os veo.

Anónimo dijo...

De éstas tres, la primera es estupenda.

Leandro dijo...

Es lo suyo, que en la caja de la nada no se nos vea.

¿A qué tres te refieres? ¿A las tres versiones de la canción?

Margarita dijo...

Si no hay nada.

Anónimo dijo...

Tú me has leído el pensamiento

Anónimo dijo...

La primera versión

Leandro dijo...

Yo me quedo con la segunda versión. Y no sé quien le ha leído el pensamiento a quien, ya me he vuelto a perder

Sensei Katorga dijo...

Es usted, creo, un solipsista, refocilarse en la nada es un estupendo pasatiempo del que me considero un beodo. Saludos.

Leandro dijo...

Espero que eso no haya sido un insulto

Sensei Katorga dijo...

Ni muchísimo menos, no se me puede ocurrir esto. De verdad que no.

Leandro dijo...

Era broma. Pero vamos, aunque hubiera sido un insulto; a veces los merecemos y hasta vienen bien

Amor dijo...

Solipsista!
Pedazo de solipsista!

Leandro dijo...

Cuiaico conmigo... cuiaico conmigo, que tiro de faca y t'echo lah tripah en un canahto

Diario

Diario de un escritor aficionado y perezoso

Banda Sonora

La pequeña historia musical de este Blog

Archivo

Seguidos

Seguidores

¿Alguna pregunta?

 
Vivir del cuento © 2008 Foto y textos, Leandro Llamas Pérez - Plantilla por Templates para Você