El tamaño de las cosas

17 febrero 2010

Un clip. Una canica. Un botón. Un ábside románico. Una cerveza helada con dos dedos de espuma. Unas aceitunas. Un alfiler. Un sacapuntas. Un lápiz. Un cuaderno de deberes. Un boletín de notas. Un imperdible. Un gol. Un triple sobre la bocina. Una cucharilla. Un bombón. Un beso. Una horquilla. Una aguja. Un pajar. Una palabra. Una frase. Un cuento. Una copa de vino. Una tapa de queso manchego. Una viñeta. Una pieza de Lego. Un click de Playmobil. Una videoconsola. Una pegatina. Una sonrisa. Una fotografía. Una mirada. Una ventana con vistas al mar. Un cielo limpio después de la lluvia. Una lágrima. Un billete de tren. Una entrada para la sesión de las cinco. Un plano secuencia. Un par de dados. Una moneda. Un sello. Una carta. Un mensaje de correo electrónico. Una página. Una historia. Un acorde. Una canción. Esta canción.

19 comentarios:

Amor dijo...

Las tuercas y tornillos


La primera canción de

http://www.myspace.com/gallina7

Aunque en realidad la guapa guapa es REGIDORA (la sexta)

Leandro dijo...

Un poco a lo Astrud, ¿no? Regidora no la entiendo; me quedo con Tuercas y tornillos, que se enroscan uno al otro y se sacan brillo. Mecánica y poesía, gran combinación. Añádele un gintonic, y perfecto.

Amor dijo...

Me va usted a perdonar, pero los Astrud son palabras mayores.

Leandro dijo...

Y estos son palabras menores. Las palabras menores de los Astrud, concretamente. O eso me ha parecido a mí

Amor dijo...

Sí, pero me hicieron gracia. La de Regidora es una razón para aprender catalán. Me parece taaaaan retro!

Leandro dijo...

Aprender catalán es una cosa bastante progresista y está bien visto, pero la vida no me da para tanto, así que esta mano paso.

Volviendo a Astrud, tengo que decir que un rato bien, pero mucho tiempo seguido me irritan un poco. Hubo una temporada en que mis hijos canturreaban felices Hay un hombre en España y Todo nos parece una mierda; luego se hicieron mayores

Amor dijo...

En exceso, todo mata: los astrud, las drogas, 46 litros de agua mineral... Por eso es muy bueno tu post, todo lo pequeño gusta.

Las canciones de Astrud no hay que escucharlas todo el día, hay que saberse la letra para soltarla en el momento adecuado, son apocalípticas.

Por otro lado, que mierda hacerse mayor.

Leandro dijo...

La pequeñez y la grandeza, esas dos magnitudes tan relativas.

Por otro lado, peor es no hacerse. Mayor, quiero decir

Amor dijo...

Claro, claro, peor es la alternativa.

Por otro lado, tus niños cantando eso... qué buen padre eres, copón!

Oneflo dijo...

"Seré mecánico por tí", de Kiko

Leandro dijo...

Como ésta. Cojonuda. Que siga la rueda

Anónimo dijo...

Tú siempre eres grande.
Esta canción me recuerda a los Teleñecos.

Leandro dijo...

Espero que no estemos confundiendo grande con voluminoso. Nunca se me había ocurrido oír esta canción desde ese punto de escucha; bien oído

Clares dijo...

Las cosas pequeñas siempre me han fascinado. Alucinaba de pequeña con la casa de la ratita presumida, que tenía un carrete de hilo como mesilla. El tamaño, de todos modos, es siempre relativo. Tanto en lo físico como en lo moral; depende lo pequeño o lo grande que uno sea, así verá lo demás. Acuérdate de Gulliver.

Leandro dijo...

Gulliver, ese pequeño gran hombre. Durante una parte de su vida pudo ver las cosas pequeñas como verdaderamente son: grandes

Anónimo dijo...

El tamaño no importa.

Leandro dijo...

Depende del tamaño de qué

Anónimo dijo...

Depende, todo depende, ...

Leandro dijo...

...según como se mire, todo depende

Diario

Diario de un escritor aficionado y perezoso

Banda Sonora

La pequeña historia musical de este Blog

Archivo

Seguidos

Seguidores

¿Alguna pregunta?

 
Vivir del cuento © 2008 Foto y textos, Leandro Llamas Pérez - Plantilla por Templates para Você