Quién dijo miedo

05 septiembre 2011

Por razones que no viene al caso exponer, hoy soy diez o veinte años más viejo que ayer. Pero por razones que no resulta fácil comprender, hoy estoy diez o veinte veces más contento. Se confirma oficialmente: todo pasa, nada permanece.


18 comentarios:

Tundrae dijo...

Realmente todo lo que cuesta al final provoca o produce una sensación satisfactoria más duradera, la experiencia es lo único que pasa pero se queda, y de experiencias, no de cosas, es de lo que nos llenamos día a día.

Leandro dijo...

Experiencias propias y ajenas. Experiencias únicas y, sin embargo, recurrentes. Una y otra vez, una y otra vez. Y cada vez, único, nuevo, irrepetible

Javito dijo...

No tenemos la posibilidad de vivir más de una vez, pero sí de repasar nuestra vida en los ojos de otros... quizá sea ese el secreto... o quizá no he dormido bien esta noche

Leandro dijo...

Todo parece indicar que has dormido muuuy bien

carlos dijo...

Con lo que me cuesta asumir el paso de los años y tú te los meriendas en un día como si tal cosa y encima resulta que estás "supersatisfecho"...no entiendo nada.
Yo no quiero que una década se me escurra entre los dedos aunque sea con una cara de satisfacción como un pan de pueblo. Quisiera poder disfrutarla nanosegundo a nanosegundo. El tiempo es oro amigos, es la única verdad objetiva e irrefutable en la que estaremos todos de acuerdo (creo). Si yo pudiera comprar algo "incomprable" lo tendría muy claro: tiempo. Y yo sí, yo sí corregiría cosas pasadas, creo que podría mejorar mucho mi vida y la de los demás.

Leandro dijo...

Yo no me los meriendo: me meriendan ellos a mí, y normalmente mucho más rápido de lo que yo quisiera. Pero es lo que hay. Ocurre que a veces, muy pocas veces y de forma incomprensible, la bofetada que nos atiza el tiempo nos produce una contradictoria alegría. Mucha, además. ¿Residuos del cuero y el látigo que aún nos quedan en el inconsciente? Quizá, vaya usted a saber

victoria dijo...

Leandro:
Me encanta la canción que has colgado, "para tí" me trae un montón de recuerdos de cuando era jovencilla (total, hace 2 días)jajaja
el tiempo vuela!!!

victoria dijo...

yo no entiendo ésto, Leandro, ya te he puesto dos comentarios, con éste tres, y no sale nada de nada, en fín, a lo que iba, me encanta la canción de "Para tí" y los recuerdos que me traen, ya no comento nada más, jolín!!

Leandro dijo...

Treinta y dos años tiene la canción, si no me equivoco, y no es por dar pistas. Y ahí sigue. Y los comentarios están sujetos a moderación, Viqui; hay que echarle un poco de paciencia y esperar a que yo le dé al clic correspondiente. No tengas prisa, que no perdemos ningún tren

José Ignacio Martínez Pallarés dijo...

Pasar un mal trago produce precisamente esos efectos, una vez que ya ha pasado, así que, si es el caso, me alegro mucho, y si no también.

Leandro dijo...

Nada de mal trago, más bien lo contrario. Pero hay buenos tragos que tienen la virtud de ponernos en nuestro sitio, temporalmente hablando. Y no está mal que alguien lo haga de vez en cuando, para que no perdamos perspectiva.

Anónimo dijo...

"Todo pasa y todo llega, pero lo nuestro es pasar, ...."

Leandro dijo...

¿Llega o queda?

margarita dijo...

Adaptacion libre. Andaaaa, anda...

Leandro dijo...

Bueno, pero no todo llega. Claro que tampoco queda todo. Lo que no se puede discutir es que todo pasa

Pues yo dijo...

Lo de tu felicidad, extraño ciertamente, me asombra aun mas con el preludio del que la acompañas.
Debe ser porque aun no sabes que tu hija tiene novio. Si, censura, censura...

Pues yo dijo...

Que como lo se? Suele ser directamente a la raya, esa cosa que las occidentales se pintan en el ojo, e inversamente proporcional a la longitud de la falda. Y si no, fijare

Leandro dijo...

Equilicuá

Diario

Diario de un escritor aficionado y perezoso

Banda Sonora

La pequeña historia musical de este Blog

Archivo

Seguidos

Seguidores

¿Alguna pregunta?

 
Vivir del cuento © 2008 Foto y textos, Leandro Llamas Pérez - Plantilla por Templates para Você